REALIZACIÓN DE EVALUACIONES E INFORMES

La evaluación en pacientes con daño cerebral congénito, adquirido o con trastornos neurocognitivos puede realizarse acerca de un área determinada (neuropsicológica, logopédica, fisioterapéutica o funcional) o llevarse a cabo de forma multidisciplinar, con valoraciones de todas las áreas que posiblemente se han visto afectadas.

La evaluación sirve para determinar cuáles han sido las alteraciones provocadas por el daño cerebral, en cada una de las áreas, así como la gravedad de cada alteración, con el objetivo de generar un conocimiento integral de la persona que nos permita establecer los programas de rehabilitación y/o estimulación más adecuados y adaptar los objetivos a las necesidades específicas de cada paciente.

Asimismo, el informe que se genera tras la valoración del paciente, puede ser muy útil e incluso necesario en diferentes contextos y para diversos fines:

  • Ayuda a pediatras, neurólogos y otros profesionales sanitarios, a esclarecer determinados diagnósticos.
  • Otorga información al equipo médico acerca de la evolución del paciente.
  • Sirve de ayuda en procesos judiciales (informes periciales).
  • Proporciona información útil en contextos académicos, laborales o en otras instituciones donde esté inmerso el paciente.